Los Miserables

By | 12/07/2013

Ya nos tocaba hablar de uno de los grandes estrenos del año, que a pesar de contar ya con varios meses desde su estreno, estamos seguros de que todavía seguirá causando furor entre varios espectadores que quedaron encantados con sus escenas. Nos referimos a Los Miserables, película que salió a principios de año (un poco antes en Estados Unidos) y que tuvo un gran éxito en taquillas.Los Miserables

A muchas personas les parece algo fastidioso encontrarse sentados más de un par de horas, observando un drama que en su totalidad, ha sustituido los diálogos por canciones. Los Miserables no es un filme fácil de ver para cualquiera. Se tiene que ser un gran seguidor de Víctor Hugo o disfrutar enormemente de los musicales (o ambas cosas), además de sentir auténtico gusto por el cine para observarla.

El argumento nos presenta a un hombre que en su intento por huir de la justicia, cambia para convertirse en una persona digna y piadosa, en cuyo camino encontrará a personas que reflejan desde hipocresía, interés y maldad hasta bondad y desolación.

No podemos negar que las actuaciones por parte de quiénes interpretan los papeles principales, se desarrolla de manera impecable. Un fallo en la trama, puede ser precisamente el hecho de que en ocasiones, resulta demasiado solemne para el público que lo observa.

Resulta además algo deslúcida, la subtrama romántica vivida por Marius y Cosette (Eddie Redmayne y Amanda Seyfried), siendo Eponine un personaje que logra destacar más en el papel que juega dentro de la historia, a pesar de que en la obra original carece de dicha importancia.

Con todo, Los Miserables es una película que bien podría mirarse una y otra vez por la fantástica ambientación que nos ofrece, actuaciones impresionantes (Anne Hathaway se luce en su papel) y por supuesto, más de una canción que nos resultará inolvidable en mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *